G2BG en Espanol

El “Verde” es global, por lo tanto Got2BeGreen está dedicado a “Green2Gether”. Tenemos lectores de más de 140 países y nos estamos convirtiendo rápidamente en la fuente principal de información sobre estilos de vida con conciencia ecológica. Nuestra meta es convertirnos en el punto de unión entre Green2Gether y “Main Street Earth”, lo que resulta en personas de todo el mundo y de todo tipo dándose cita en Got2BeGreen para descubrir que el futuro es verde

Para darle continuidad al ímpetu del Movimiento Verde todos podemos aportar nuestro granito de arena. Con esto en mente, entendemos la importancia de ofrecer artículos a los lectores que quizás prefieran leer nuestros post en su lengua materna. Para esto hemos incorporado la opción de traductor en línea, pero además estamos ofreciendo muchos de nuestros artículos escritos originalmente en español o traducidos por hispanohablantes. En un futuro próximo esperamos ofrecer más idiomas.

 

Protesta por Ecocidio en El Caura

La zona conocida como El Caura, al sur de Venezuela, alberga el 17% de las especies florísticas del país y el 32% de la fauna nacional. Adicionalmente, en los cinco millones de hectáreas hacen vida siete grupos indígenas. Esta zona cuenta con protección especial del Estado por presentar el ecosistema de los tepuyes, las formaciones más antiguas del planeta, además de un importante reservorio de agua y la reserva forestal El Caura, una de las más importantes a nivel mundial.

 

 

Esta región está siendo afectada por la minería, que extrae oro y diamantes de manera ilegal. En el año 2006 existían 600 mineros explotando la zona, en la actualidad hay más de 3000. Se estima que la contaminación por mercurio en el agua del río Caura llega al 80%. Los efectos de este ecocidio se están sintiendo en las poblaciones indígenas que hacen vida en la región, viendo afectada la salud de sus hijos por el aumento de casos de labio leporino (a causa del mercurio) y de malaria, por la erosión y los pozos de agua que los mineros dejan abiertos.

 

Para llegar al lugar donde se realiza la explotación hay que pasar una alcabala de las fuerzas armadas, por lo cual se presume la complicidad de las autoridades. Muchos activistas han denunciado que los militares aceptan sobornos de hasta 50 grs de oro semanales por permanecer en la región, en un asentamiento llamado Ciudad Bendita, cuya población de estima en m

 

Por lo grave de la situación, y en ocasión del día mundial de la Tierra este 22 de abril, la ONG de Derechos Humanos PROVEA ha convocado a una protesta frente al Ministerio de Ambiente en Caracas, para buscarle una solución al ecocidio que se está perpetrando en El Caura y exigir nuestros derecho humano a un ambiente sano.

La crisis ambiental “ahora es de todos”

En Venezuela se habla de crisis en diversos temas: libertad de expresión, inseguridad, gobernabilidad, energía eléctrica y suministro de agua. Pero nadie considera la verdadera crisis, la que nos ocupa a todos los ciudadanos, en todos los rincones del planeta: la crisis ambiental.

Para comprender lo que ocurre en Venezuela, hay que tomar en cuenta la fuerte polarización política que existe en el país. Vivimos en una sociedad fragmentada, donde el odio al bando contrario se ha vuelto costumbre, y todos los problemas que enfrentamos se tiñen de dos colores. El tema ambiental no ha sido la excepción.

A inicios de año el gobierno dio la noticia de que la represa de la central hidroeléctrica del Gurí, que genera más del 70% de la electricidad del país, llegó a la zona de alarma debido a las sequías. A finales del año pasado se registraron los niveles más bajos de precipitación que hemos vivido en 40 años. Seguidamente el gobierno anunció una serie de medidas restrictivas del servicio energético en todo el país, que al ponerlas en práctica de manera no planificada ocasionaron caos y confusión entre los ciudadanos.

Estas medidas de racionamiento de electricidad, que se suman las de racionamiento de agua que tenemos desde el 2009, han generado un fuerte descontento entre todos los venezolanos, pero particularmente entre los opositores, quienes acusan al gobierno de haber ocasionado la crisis al malversar los fondos y no realizar el mantenimiento debido a las plantas hidroeléctricas.

El gobierno trata de contrarrestar los efectos de la crisis haciendo campañas de concientización ambiental, necesarias pero tardías. La oposición por otro lado, ha hecho protestas en las que exige el suministro de los servicios esenciales como un derecho humano. Pero nadie está tomando en cuenta los efectos de la sequía en el ambiente, y no se ha llegado un acuerdo respecto al uso racional de los recursos que venga desde los ciudadanos, no desde el gobierno.

El día que se dio el anuncio sobre esta grave crisis ambiental (hay que llamar a las cosas por su nombre) me encontraba caminando en los alrededores de mi urbanización en Caracas, la ciudad capital. Pude observar que muchos apartamentos mantienen las luces de todos los cuartos prendidas todo el tiempo, y cerca de mí habían dos personas charlando mientras que, de la manguera con la que limpiaban sus autos, corría el agua libremente en el asfalto.

Los venezolanos no tenemos cultura ecológica. Ni los que apoyan al gobierno, ni los que se oponen a él. Muchos venezolanos opositores, cansados de la situación política del país, han emigrado o están diseñando un plan B para emigrar. Pero si no detenemos la crisis climática, no podemos emigrar de La Tierra, no hay planeta B.

Hay que dejar de politizar la crisis ambiental, hay que comprender el cambio climático y sus efectos en el planeta y en la vida como la conocemos, y hay que modificar nuestra conducta. AHORA.

Dejar de fumar puede salvarte a ti y al medio ambiente

1167153379_0El cigarrillo es un conocido problema de salud mundial, pero pocos reparan en el gran impacto que tiene en el medio ambiente.

Las colillas de cigarro son una de las mayores causas de basura en el mundo, y como puede tardar hasta dos años en degradarse, contaminan el ambiente durante mucho tiempo. La nicotina de un solo cigarro puede contaminar hasta 50 litros de agua, por si fuera poco, la industria tabacalera tala aproximadamente 200.000 hectáreas de bosques al año. En Venezuela es común visitar una de las numerosas playas que nos brinda el Mar Caribe y encontrarse con cientos de colillas en la arena, entre otras cosas que los turistas dejan atrás.

Según el Atlas del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Venezuela es el primer país en Latinoamérica en consumo de tabaco y el número 15 a nivel mundial, el 40,5% de la población venezolana fuma. Las autoridades consideran el tabaquismo como la droga más dura: mientras que la cocaína y la heroína causan alrededor de 300 muertes al año, el cigarrillo es responsable por la muerte de 25.000 personas al año sólo en Venezuela. Paradójicamente, no existen fuertes legislaciones para atacar este problema de salud pública, de hecho, Venezuela es uno de los países con las tasas más bajas de ex fumadores según la OMS.

Ante la escasa legislación para disminuir el consumo entre los fumadores venezolanos, destaca la inexistencia de medidas para proteger a los fumadores pasivos y al medio ambiente. En ambientes cerrados como discotecas, restaurantes y otros centros de entretenimiento está permitido fumar, así como en las universidades y centros educativos, en los parques nacionales y otros sitios naturales protegidos, donde las colillas son incendios forestales latentes que por un descuido pueden acabar con ecosistemas enteros.

El cigarrillo aumenta el riesgo de cáncer, enfermedades pulmonares y del corazón, acelera el proceso de envejecimiento, causa mal aliento, entre otros múltiples problemas estéticos y de salud. Además contamina el medio ambiente, contribuye a la deforestación, es responsable por la muerte de miles de animales que beben aguas contaminadas por el tabaco, o mastican las colillas que dejamos atrás confundiéndolas con alimento… ¿Necesitas más razones para dejar de fumar?

Deja de fumar, el planeta y todos los que vivimos en él te lo agradeceremos.

ss_blog_claim=09f600f8621dcbdcc85df20ccc1d59ab